El cumpleaños de Wilmar


Franco Armas


 Un día como hoy pero de 1993, nacía el actual mediocampista central de Boca Juniors, “Chichito” Barrios. El colombiano, recomendado por el gran Mauricio Serna, hace delirar a la parcialidad “Xeneize” en cada intervención o en cada quite de balón.



Wilmar Enrique Barrios Terán, nacido el 16 de Octubre de 1993, en La Candelaria, Cartagena, Colombia. Actualmente, el volante es uno de los más queridos por los hinchas del conjunto de La Ribera. Sin embargo, su presente no es casualidad. Atrás de ese jugador, que mete y mete sin parar, hay un ser humano que tuvo que sobrepasar momentos difíciles a lo largo de su vida.


Su infancia no fue fácil. Al paso del tiempo, su padre formó una nueva familia y su madre se fue a vivir a Venezuela. Tras esto, la crianza de Wilmar quedó en manos de su abuela Celia. Sin importar las condiciones que rodean a La Candelaria, Barrios se enfocó en su gran amor: la pelota. “Vengó de un barrio donde sentía las balas pasar" comentó hace tiempo el ex Vinotinto y Oro.


Con tan sólo 16 años, el cazatalentos de Deportes Tolima, Tucho Ortiz, se rindió ante los pies de ese joven que terminó haciéndose patrón de la institución cafetera. Wilmar jugó 102 partidos en el conjunto de Ibagué, donde se consagró campeón de la Copa Colombia en el 2014. Dos años después, el 23 de agosto de 2016, Boca Juniors puso sus ojos en el. El “Xeneize” compro el 100% de su pase en una cifra cercana a los 3 millones de dólares.


Al principio, no era tenido en cuenta por los Mellizos Barros Schelotto. El entrenador comentaba que debía adaptarse al férreo juego del torneo Argentino, ya que no era el mismo estilo que en Colombia.  El debut tardó en llegar pero la espera valió la pena. Fue en aquel Boca 4 - Temperley 0 (29/10/16) donde el mediocampista defensivo jugó los últimos 17 minutos del cotejo y, desde el inicio, el hincha se vio reflejado en él. En dicho torneo, el conjunto Azul y Oro se consagró campeón y Barrios dio la vuelta olímpica en una Bombonera que lo idolatraba, pese al poco tiempo en la institución.


Luego de la salida de Rodrigo Bentancur a la Juventus de Italia, Wilmar logró convencer al DT y hoy es uno de los inamovibles del once inicial. Su llegada a la institución ubicada en Brandsen 805, hizo explotar el rendimiento del capitán Fernando Gago –actualmente lesionado- y del ex Newell’s Old Boys, Pablo Peréz. Para muchos, el hombre del dorsal 16, es la columna vertebral de este mediocampo que tan buen juego supo tener. Un mediocampo con actitud, juego y equilibrio. Lo necesario para ser campeón.


¡Un muy feliz cumpleaños para “Chichito” Barrios! Un jugador que supo ganarse un lugar en el corazón de la parcialidad Boquense.