Operativo Bou

Guido Mazzarelli


Las malas noticias continuan golpeando las puertas de la Bombonera. Tras la dura lesión sufrida por Fernando Gago en su vuelta a la Selección Argentina, se sumó lo protagonizado por Darío Benedetto en la tarde noche de este domingo. Con un diagnóstico confirmado de rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha, el delantero tendrá un tiempo estimado de recuperación de entre 6 y 8 meses.



Ahora, Guillermo Barros Schelotto claramente movilizado por la pésima novedad tendrá que potenciar a quién deba reemplazar a un delantero como el Pipa que aparentemente parecer ser irremplazable. No obstante, Walter Bou es quién espera de atrás para ganarse un lugar en la consideración de la dupla técnica xeneize.


Walter ha sabido ser el segundo de Benedetto. En la finalización de la primera mitad del certamen pasado, el ex Gimnasia debió entrar para suplantar al 9 que había sufrido un esguince de rodilla izquierda en el pleito frente a San Lorenzo. Minutos despúes de su entrada al encuentro con el Ciclón, Bou pagó con creces la confianza: Gol en el Nuevo Gasómetro para liquidar el resultado.


Luego llegó la hora de Racing. Dos goles en la Bombonera frente a la Academia, potenciaban a un joven centroatacante que quería meterse en el corazón del hincha. Para reforzar ese sueño, el surgido de la cantera Azul y Oro se desquitó con la apertura del marcador en el Monumental y estampó el 1 a 0 en un Superclásico que finalizó 4 a 2.


 Ahora la histora será bastante diferente. El joven Bou tendrá la carga en su espalda de hacer pasar lo más sigilosamente la terrible noticia que ahoga el sueño de la ribera. Esa rotura de ligamentos que parece recurrente en el mundo Boca, aparenta con querer decir un mensaje más profundo del que se lee a simple vista.


Sebastián Pérez, Fernando Gago y Darío Benedetto fueron los afectados por este dolencia. Lo positivo es que el rico plantel xeneize tiene recambio pero la calidad individual comienza a mermar. 


Habrá que esperar sólo 3 fechas para el parate por el receso de verano. Rosario Central, Arsenal de Sarandí y Estudiantes de la Plata son los rivales a vencer. Luego vendrá la oportunidad de reforzar y esperar con los brazos abiertos la llegada de Ramón Wanchope Ábila.